Astrologia na Arte e Poesia

Saramago y la Astrología. Estudio del Poema “Signo de Escorpião”

Rodrigo Conçole Lage

REVISTA DE ESTUDOS SARAMAGUIANOS en español n.7. Enero, 2018

§

Introducción

A pesar del registro de nacimiento del escritor portugués José Saramago nos informe que él nació un 18 de noviembre de 1922, en Azinhaga, una aldea de la provincia de Ribatejo, sabemos que eso no es verdad. Él nació el día 16 de noviembre. Desde el punto de vista astrológico, la corrección de ese hecho es de fundamental importancia, ya que la precisión del mapa astrológico depende de las correctas informaciones sobre la fecha y la hora de nacimiento. Silvia Bacci hizo un mapa del escritor y nos presenta las siguientes informaciones:

O escorpiano José Saramago tem Ascendente e Meio-Céu nos signos de Peixes e Sagitário, ambos regidos por Júpiter. O Sol está na cúspide da casa 9, o que reforça o sentido jupiteriano da carta desse escritor, cuja literatura transcendeu fronteiras e conseguiu tratar de temas universais. Contudo, Júpiter está na casa 8, em Escorpião, o que traz de volta a importância do signo solar. O trígono de Júpiter com Urano em Peixes no Ascendente dá a Saramago a amplitude de perspectiva que lhe permite tratar de situações-limite – como em Ensaio sobre a cegueira – ao mesmo tempo com a agudeza de Escorpião e com a dimensão filosófica de Sagitário-Peixes. Urano no Ascendente é também a centelha de rebeldia que fez de Saramago o intelectual iconoclasta, comunista e ateu. Marte em Aquário na 12 oposto a Netuno é outro aspecto que fala de insatisfação e idealismo, enquanto Lua-Saturno em Libra remetem ao estilo requintado, ao uso lúcido e intencional dos recursos de linguagem para criar uma estética toda própria.

Siendo de escorpio, llama la atención el hecho de que uno de sus poemas, del libro Os poemas possíveis, sea dedicado a ese signo. No fue posible encontrar en internet ningún comentario del escritor sobre lo que pensaba respecto de la astrología. Pero, por su visión de mundo, es difícil imaginar que él la aceptase como una verdad. Sea como fuere, lo cierto es que él escribió sobre el tema. Si el Yo poético puede ser asociado al propio escritor es algo que discutiremos en la última parte.

Como el texto estudiado por nosotros está basado en uno de los signos del zodiaco, dedicaremos las dos primeras secciones a presentar los orígenes y las características de la astrología, así como las de su signo.

§

1 La astrología: Origen y desarrollo

A través del tiempo, diferentes culturas (como la china, la hindú, la maya, entre otras) vinieron a desarrollar alguna forma de astrología. Pero, lo que nosotros comúnmente conocemos fue elaborada “inicialmente na Mesopotâmia, pelos babilônicos, se expandiu pelo oriente próximo e, em contato com outros saberes e culturas – principalmente a grega e a egípcia – se transformou naquilo que é chamado de astrologia ocidental”. La palabra astrología viene del griego ἀστρολογία de άστρον (astron), estrella, e λόγος (logos), que tiene el sentido de la palabra o discurso).

Ella está basada en la idea de que existe una “inter-relação entre o que acontece na Terra e as configurações celestes. Os fenômenos naturais e sociais são interpretados a partir do movimento dos planetas, do lugar que ocupam, e das relações e proporções que estabelecem entre si no céu”. Tal hecho llevó al estudio riguroso de los cielos y, al mismo tiempo, a desarrollar una técnica de adivinación asociada a esas observaciones. Ellos observaron los cielos “e anotavam os fenômenos naturais e acontecimentos políticos que acompanhavam cada aspecto do céu – no sentido de verificar as repetições”.

Otro punto importante en el desarrollo de la astrología fue la invención del Zodíaco, siendo que el babilónico estaba compuesto de dieciséis constelaciones. Eso tuvo su inicio, según Ferroni, “em torno de 700 a.C., a partir da identificação e listagem das constelações próximas à faixa na qual os planetas corriam (que era, para os mesopotâmios, a trajetória dos deuses)”. Gracias a esse hecho “são dadas as condições para produção de horóscopos individuais na Mesopotâmia, o que acontece nos séculos V ou início do século IV a.C.”.

En el siglo IV, los griegos irán a adquirir los conocimientos astrológicos y astronómicos de los babilonios y eso permitirá la difusión y el desarrollo de la astrología tal como la conocemos hoy. Una transformación importante, promovida por los griegos, fue la combinación de elementos de las técnicas de adivinación utilizadas en la Babilonia con la física aristotélica.

O resultado foi a criação de um modelo causal de cosmos, no qual as rotações eternamente repetidas dos corpos celestes, juntamente com suas variadas (mas periodicamente recorrentes) inter-relações, produziam todas as mudanças do mundo sublunar dos quatro elementos, sujeito à geração e a corrupção.

Otra contribución importante para su desarrollo fue dada por el “estoicismo na sistematização e difusão da astrologia no mundo helênico”. Eso permitió que ella fuese incorporada en la cosmología desarrollada por griegos y romanos. Zenão de Cítio desarrollo esta escuela filosófica alrededor del siglo III a.C. Más tarde ella ejerció gran influencia dentro del imperio romano. Tanto desde el punto de vista práctico cuánto teórico la astrología occidental fue fundamentada por sus conceptos “sobre o universo e seu funcionamento”.

La contribución más importante dice respecto a la idea de que “o universo é um todo ordenado, onde suas partes se relacionam de forma harmônica, conferindo unidade ao cosmo”. Otra noción importante es la de que todos los acontecimientos tienen una causa, de modo que nada sucede porque sí. Lo que lleva a la noción de destino. Tales ideas contribuirán para una reconfiguración de la astrología. Lo que fue importante para su difusión. Al mismo tiempo, a pesar de las contribuciones babilónicas y griegas, tenemos también las provenientes de Egipto, que a su vez también fueron influenciados por los babilónicos. Lo que no impidió que en algunos momentos, principalmente gracias a los tratados herméticos, que difundían tal opinión, fuese considerado los datos de su nacimiento:

A imagem do Egito como o lugar de origem da astrologia, enquanto um saber, está ligado ao Egito helenizado dos Ptolomeus, mais especificamente à Alexandria, nos séculos III e II a.C. Na metade do século I a.C. o Egito tinha adquirido a reputação de berço da astrologia, e as maiores autoridades da astrologia helenística lá tiveram seu lugar.

A pesar del equívoco de tal afirmación, según Ferroni, “a literatura astrológica hermética foi uma das principais correntes filosófico-religiosas na formação e consolidação da astrologia ocidental”. Sea como fuere, fue la combinación de las ideas nacidas entre esos pueblos que la llevaron a su desarrollo. La astrología, tal vez como vamos a encontrarla durante la edad Media entre los árabes y en la Europa Cristiana, es heredera de esas tradiciones. En la próxima sección, trataremos específicamente del signo del escorpión proveyendo sus datos astrológicos.

§

2 El signo del escorpión en la astrología

El signo del escorpión está asociado a la constelación de Scorpius. Así como sucede con otras constelaciones, encontraremos en la mitología griega diferentes mitos que explican su origen. Son los mitos que explican por qué las estrellas están configuradas en el cielo de este modo. Precisamente, en una de estas versiones, relatada en el poema Fenômenos v. 635-646, de Arato de Solos, el poeta afirma:

As curvas do Rio, assim que avançar
Escorpião, cairão no Oceano de fortes correntes,
e ele, ao avançar, afugenta o grande Órion.
Seja Ártemis benevolente! Afirmam os antigos que
a arrastou pelo manto em Quios o forte Órion,
quando todos os animais abatia com poderosa clava,
buscando com a caça lá agraciar Enopíon.
Mas ela imediatamente invocou contra ele outro animal,
depois de abrir as colinas ao meio em cada lado da ilha:
um Escorpião, que então o feriu e matou, embora fosse
Órion gigantesco,
mostrando-se maior, pois Órion ofendera a própria
Ártemis.
É por isso que dizem: quando aparece no horizonte
Escorpião, Órion foge ao redor dos confins da Terra.

En otra versión Apolo sintió celos de su hermana con Orión y fue a decirle a la Madre Tierra que el cazador “gabava-se de exterminar todas as feras. A grande deusa enviou um escorpião para matar o insolente”. Él consiguió huir del animal, pero gracias a las artimañas de Apolo, acabó muerto por una flecha de Artemis. Solamente con un estudio más detallado de la mitología griega sería posible verificar la existencia de otras versiones del mito, pero eso escaparía de los límites de nuestro trabajo. De esta manera, pasaremos a tratar de las características astrológicas del signo.

Con respecto a los signos del Zodíaco, ellos están divididos en grupos, cada uno de ellos relacionado a uno de los cuatro elementos (tierra, fuego, agua y aire) y con las características en común. Escorpión es uno de los cuatro signos ligados al elemento agua, más específicamente a su forma congelada (hielo). Las personas pertenecientes a estos signos tienen como característica el hecho de ser “emotivos, apoiadores e receptivos. São emocionais, intuitivos, responsivos, sensíveis e profundos. Tendem a variar de humor e são facilmente influenciados pelo ambiente”.

O sea, desde el punto de vista astrológico, la personalidad de una persona está determinada por su signo, tanto en sus aspectos positivos cuánto en sus aspectos negativos. Según el libro Curso Básico de astrologia, Vol. 1, de Marion D. March e Joan Mc. Evers la persona nacida bajo ese signo tiene las siguientes características positivas: motivador, profundo, realizador, lleno de expectativas, determinado, científico, investigativo, explorador, pasional y consciente. Por otro lado, presenta las siguientes características negativas: vengativo, temperamental, reticente, arrogante, violento, sarcástico, desconfiado, celoso e intolerante.

Escorpio tiene como planeta regente Plutón. Es un signo natural de la octava casa. Tiene como signo opuesto a “taruo”. Es un signo de principio pasivo (negativo y femenino), o sea, es un signo par (de agua y de tierra). Él es clasificado como un “signo fijo”, esto quiere decir, que corresponde “ao mês intermediário de cada estação. Enquanto os cardeais fazem a transição entre as estações, os signos fixos são firmemente estabelecidos no meio de cada estação”. Ese hecho también va a ejercer influencia sobre la personalidad de las personas nacidas bajo ese signo:

Os signos fixos são determinados, capazes de se concentrar, estáveis, resolutos, econômicos e majestosos. Sua mente é penetrante e sua memória é excelente. Alcançam resultados vagarosa porém seguramente. Usados negativamente, podem ser teimosos, egoístas e demasiadamente presos à sua maneira particular de encarar as coisas.

Finalizando, es importante destacar el hecho de que cada signo está relacionado, específicamente, con determinada parte del cuerpo humano. Estas relaciones se realizan por polaridad, esto quiere decir, por la relación de un signo con su signo opuesto. Tauro está asociado a la garganta, al cuello, a las orejas, cuerdas vocales, a la glándula tiroidea, a la lengua, a la boca, a las amígdalas, y a los dientes inferiores. Así, escorpio está ligado a los órganos genitales, al reto, los órganos de reproducción y a la vejiga.

§

3 Una mirada sobre el poema Signo de Escorpio

Los poemas posibles, publicados originalmente en 1966, es una antología de 150 poemas, que están divididos en cinco partes. El Signo de Escorpio se encuentra en la primera, titulada “Até o Sabugo”. Para Elielson Antonio Sgarbi, “A quase impossibilidade da poesia, a insofismável dualidade do ser, a ausência do sentido da vida e o desgaste causado pelo tempo são as linhas mestras que norteiam a constelação dos poemas da primeira parte”. Sin embargo, el poema estudiado va por un camino opuesto. Él tematiza la idea de que la vida sigue un destino previamente trazado por las estrellas; lo que automáticamente excluía la noción de que la vida no tiene un sentido.

Por otro lado, según Sgarbi: “Para Maria de Lourdes Cidraes, um tom desencantado emerge de ‘Até o Sabugo’, conferindo à constelação de poemas uma suave ironia ou um acomodado estoicismo”. Esa asociación del poema con el estoicismo es interesante, como podemos ver por lo que fue dicho en la sección anterior sobre su papel dentro de la historia de la astrología. Pero también porque él “foi um dos principais elementos responsáveis pela respeitabilidade atribuída à astrologia em Roma. Desde o século III a.C., os estoicos defendiam todo tipo de prognóstico, provavelmente por sua influência semítica”.

Ese interés estaba basado en el hecho de que la astrología proveía a la “pavimentação da base teórica para o estoicismo obter maior destaque e força argumentativa na disputa filosófica”. Eso se debe al hecho de que “os pensadores estoicos concebem um mundo rigidamente determinado pelo destino”. Pero, si la existencia del determinismo puede llevar al desencanto de la vida, por la imposibilidad de huir de los males que el destino les reserva, los últimos versos del poema dan un tono de desesperanza al apuntar para el hecho de que el destino reserva compensaciones para nuestros males: “Por mais curta que a vida for contada, / Não a terás pequena”.

“Signo de Escorpião” está compuesto de una estrofa, tal como muchos de sus poemas, de seis versos. Sin embargo, desde el punto de vista métrico, ellos pueden ser divididos en dos partes. Así, tendríamos dos secuencias de dos versos decasílabos y un hexasílabo. Esa predominancia del decasílabo es una característica esencial de su producción poética. Según José Rodrigues de Paiva: “As ressonâncias clássicas que se podem perceber na poesia de Saramago não se devem exatamente ao uso constante – quase único – do verso decassílabo, manejado com extrema competência”.

Más allá de eso, desde el punto de vista formal, Saramago, como en otros de sus poemas, “não se preocupa em manter um esquema rimático”. Fernando J. B. Martinho ya había destacado esa característica de su producción poética al comentar a “Cavalo II”. En él, los versos presentan la rima ABBCDB. Sin embargo, es importante destacar el hecho de que la versión del poema utilizada en nuestro trabajo es la de la edición corregida publicada por la editora Caminho y no la de la primera edición. Sería importante un estudio comparativo de las dos versiones, pero no tuvimos acceso a la primera. En la secuencia, tenemos el poema destacado, con las silabas tónicas señaladas en negrito:

Signo de Escorpião

Pa/ra/ti,/sa/be/rás,/não/há/des/can/so,
A/paz/não/é/con/ti/go/nem/for/tu/na:
O/sig/noas/sim/or/de/na.
Pa/gam-/teos/as/tros/bem/por/es/sa/gue/rra:
Por/mais/cur/ta/quea/vi/da/for/con/ta/da,
Não/a/te/rás/pe/que/na.

Para ti, saberás, não há descanso,
A paz não é contigo nem fortuna:
O signo assim ordena.
Pagam-te os astros bem por essa guerra:
Por mais curta que a vida for contada,
Não a terás pequena.

Partiendo de lo que fue dicho al principio de esta sección vemos que el poema está dividido en dos bloques temáticos. En el primero, tenemos la presencia de los males que están reservados para aquellos que nacieron debajo del signo de escorpio. El yo poético puede ser visto como un astrólogo que se está dirigiendo para alguien que fue consultado deseando saber lo que el destino le reservaba. El poema no aborda la cuestión de la personalidad del consultante, pero realiza un pronóstico acerca de su futuro, que puede ser una consecuencia de su modo de ser. En el primer verso él dice: “Para ti, saberás, não há descanso,”.

Al mismo tiempo afirma: “A paz não é contigo nem fortuna:”. Como fue dicho antes, los individuos nacidos sobre este signo “podem ser teimosos, egoístas e demasiadamente presos à sua maneira particular de encarar as coisas”. Esas características pueden explicar el motivo de él nunca tener paz. La paz exige cierta flexibilidad en el modo en que se disputa con los otros, lo que él no tiene por su propia naturaleza. Al mismo tiempo, afirma que no tendrá fortuna, posiblemente en el sentido de buena suerte.

No podemos visualizarnos en la idea, de que él sea una persona sin suerte, una consecuencia de su propio modo de ser. El Yo poético deja eso bien claro al decir: “O signo assim ordena”. Esa afirmación precisa ser vista dentro de este contexto, ya que el hecho de que una persona sea del signo de escorpio no significa que ella automáticamente será alguien sin suerte. Esa hubiera sido una conclusión a la que se llegó después de examinar el mapa astral del consultante. Recordando que el mapa astral está basado en la posición de los astros y de los signos, en relación a la Tierra, en el momento en que una persona nace y no sólo en el signo de aquel día.

Pero, el Yo poético deja claro que los astros no le reservaron solamente cosas malas. En la segunda parte, revela que, como pago de todos estos males, él recibiría una gran compensación: “Pagam-te os astros bem por essa guerra:”. Si su vida fuese una guerra constante, ella sería relativamente pequeña, de modo que él no debería tener miedo de un sufrimiento prolongado. Por más paradójico que pueda parecer, no deja de ser bueno el hecho de saber que el sufrimiento será relativamente corto. Por eso afirma: “Por mais curta que a vida for contada,”.

Pero, si por un lado su vida sería breve, la grandeza de ella sería tan grande que compensaría su brevedad: “Não a terás pequena”. Eso podría significar una vida de grandes hechos, de riqueza y gloria, o de grandes pasiones. Sea cual fuere el sentido de esa grandeza, sólo el tiempo dirá. En el mapa astral de Saramago, por ejemplo, fue escrito que: “O Sol está na cúspide da casa 9, o que reforça o sentido jupiteriano da carta desse escritor, cuja literatura transcendeu fronteiras e conseguiu tratar de temas universais”.

No sabemos si el Yo poético se está dirigiendo a un consultante desconocido o al propio Saramago. Si el escritor se imaginó a si propio como siendo un consultante, él mismo puede haberse sorprendido con lo que escribió. Al final, por más breve que haya sido su vida, si comparamos con la existencia del próprio universo, ella ciertamente fue pequeña.

§

Conclusión

A pesar de la existencia de algunos estudios globales de la poesía de Saramago, ella no habrá despertado mayor interés entre los críticos. El estudio individual de estos poemas se encuentra necesario para una mejor comprensión de los temas, de los aspectos formales, y de las ideas presentes en su poesía. El poema por nosotros estudiado llama la atención por la elección de su temática, la astrología. Esperamos que nuestro artículo pueda despertar el interés sobre el asunto, ya que sería de gran importancia el surgimiento de trabajos que identifiquen la presencia de este tema en el resto de su producción. Al mismo tiempo, esperamos contribuir para un mejor conocimiento de su producción poética.

* Traducción Cíntia Malakkian.

δ

Referencias
AMARAL, Maria Theresa Moura Brasil do. “Ártemis Sagitária”. In: ALVARENGA, Maria Zelia de. Mitologia Simbólica: Estruturas da Psique e Regências Míticas. São Paulo: Casa do Psicólogo, 2007.
BACCI, Sílvia. “Ensaio sobre a cegueira: uma obra escorpiana por excelência”. Constelar, n.129, 2010.
FERRONI, Angélica Paulillo. Cosmologia e astrologia na obra Astronomica de Marcus Manilius. Dissertação (Mestrado em História da Ciência) – PUC-SP, São Paulo, 2007.
LAGE, Rodrigo Conçole. Revista de Estudos Saramaguianos, Brasil / Portugal / Argentina, n. 5, v. 1, 2017, p. 80-97.
MACHADO, Cristina de Amorim. O Tetrabiblos de Ptolomeu: um texto e sua circunstância. História, Imagem e Narrativas, Rio de Janeiro, n. 10, 2010, p. 1-36.
MARCH, Marion D.; MCEVERS, Joan. Curso básico de astrologia. Vol. 1. São Paulo: Pensamento, 1999.
MARTINHO, Fernando J. B. “Para um enquadramento periodológico da poesia de José Saramago”. In: OLIVEIRA NETO, Pedro Fernandes de (Org.). Revista 7faces – Edição Especial. Natal, v. 1, n. 1, 2010, p. 29-45.
MATOS, Andityas Soares de Moura Costa. Destino e Liberdade no Pensamento Estoico Greco-Romano. Revista Filosófica de Coimbra, Coimbra, n. 43, 2013, p. 7-42.
SARAMAGO, José. Os poemas possíveis. 5 ed. Lisboa: Editorial Caminho, 1985.
SGARBI, Elielson Antonio. A poesia de José Saramago: análise de Os poemas Possíveis, Provavelmente Alegria e O ano de 1993. 2013. Dissertação (Mestrado em Letras) – Universidade Estadual Paulista Júlio de Mesquita Filho, Assis, 2013.
ARATO. Fenômenos. Cadernos de Tradução, Porto Alegre, n. 38, 2016, p. 1-84.

Ω